Transcripción del podcast de marzo de 2021: Tendencias de Estados Unidos, ampliación de la elegibilidad para vacunas y Oxford-AstraZeneca

Transcripción del podcast de marzo de 2021: Tendencias de Estados Unidos, ampliación de la elegibilidad para vacunas y Oxford-AstraZeneca

Escrito por Edward Chen
Traducido al español por Deivy Castellano

Desde la primera muerte en Estados Unidos por COVID-19 ocurrida el 29 de febrero de 2020, el último día de febrero de 2020, Estados Unidos ha registrado casi 550.000 muertes. Se necesitaron 3 meses para llegar a 100.000 muertes, otros 3 meses para llegar a 200.000 muertes y otros 3 meses para llegar a 300.000 muertes. A partir de ahí, solo tomó un mes llegar a 400.000 muertes y otro solo mes para llegar a 500,000 muertes. En buena manera, las muertes han aumentado en 40.000, y no en cien mil, en los últimos 30 días. Y a pesar de comenzar el mes con más del 20% de las muertes mundiales por COVID-19, Estados Unidos ahora representa alrededor del 19,6% de las muertes mundiales. Sin embargo, dado que la población de Estados Unidos es de aproximadamente 330 millones de personas, la tasa actual de mortalidad por COVID es de 165 muertes por cada 100.000 personas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) pronostican que los Estados Unidos. Alcanzará 566.000 muertes a mediados de abril, el equivalente a casi 172 muertes por cada 100.000 personas.

Los casos y las muertes se han estancado en los últimos tiempos, significativamente por debajo de los niveles casi récord en enero y febrero, aunque los casos han aumentado nuevamente en la última semana. El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, ha atribuido este reciente aumento de casos a las dos nuevas variantes del SARS-CoV-2, en particular a la cepa B.1.1.7, y a una relajación "prematura" de restricciones asociadas a COVID en muchos estados. El CDC publica información sobre variantes que circulan en los Estados Unidos, incluida su prevalencia. Antes del reciente repunte de nuevos casos, Estados Unidos había informado un promedio de menos de 60.000 casos al día durante las últimas 3 semanas. El pronóstico de los CDC predice que la carga de casos de COVID-19 disminuirá a 30.000 nuevos casos por semana a mediados de abril, en comparación con 60.425 casos en la semana pasada, aunque ese mismo pronóstico no ha sido exacto para la semana actual. Estados Unidos ha tenido más de 30 millones de casos de COVID.

El esfuerzo de vacunación en curso en los Estados Unidos ha continuado de manera constante con vacunas de dos inyecciones de Pfizer-BioNTech y Moderna, y vacunas de dosis única de Johnson & Johnson. La vacuna Janssen COVID-19 de Johnson & Johnson recibió una autorización de uso de emergencia (EUA por sus siglas en inglés) en los últimos días de febrero, el 27 de febrero. Hoy, 93,6 millones de personas en los Estados Unidos que comprenden el 28% de la población total, el 36,2% de los adultos y el 72,4% de los 65 y mayores, han recibido al menos una sola dosis de vacuna COVID-19. De los 93,6 millones de personas, cerca de 51,6 millones han sido completamente vacunadas. Esto es el 15,5% de la población, el 20% de los adultos y el 48,4% de los mayores de 65 años. Estos números reflejan 143 millones de dosis de vacunas administradas, de 180 millones de dosis distribuidas. Tenga en cuenta que la vacuna Pfizer-BioNTech está aprobada para los mayores de 16 años, mientras que las vacunas Moderna y Johnson & Johnson están aprobadas para los mayores de 18 años.

Entre las noticias más positivas sobre las vacunas COVID, los estados están ampliando cada vez más el acceso a la vacuna para todos los adultos. 46 estados y Washington, DC planean permitir que todos los adultos se inscriban para las vacunas COVID antes del 1 de mayo. El 10 de marzo, Alaska fue el primer estado en abrir completamente sus criterios de elegibilidad, permitiendo que los adultos (y las personas mayores de 16 años) reciban COVID vacunas. Desde entonces, 6 estados han introducido pautas similares a las de Alaska y, antes de finales de marzo, seguirán otros 6 estados.

De manera menos positiva, la vacuna de Oxford-AstraZeneca ha sacudido la confianza del público con la preocupación de que su vacuna pueda estar asociada con coágulos de sangre. A mediados de marzo, más de 20 países europeos, incluidos Alemania, Francia y España, dejaron de administrar la vacuna Oxford-AstraZeneca. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas), que es responsable de evaluar las vacunas en la Unión Europea (EU), respondió el 18 de marzo que "los beneficios aún superan los riesgos a pesar de un posible vínculo con coágulos sanguíneos raros con plaquetas bajas en sangre". Poco después, y el mismo día, al menos 12 países reanudaron el uso de la vacuna Oxford-AstraZeneca. Más recientemente, el 25 de marzo, la EMA publicó una actualización que concluyó que la vacuna Oxford-AstraZeneca “no está asociada con un aumento en el riesgo general de coágulos sanguíneos y que los beneficios de la vacuna para combatir la amenaza aún generalizada de COVID- 19 continúan superando el riesgo de efectos secundarios ". La EMA convocará a un grupo de expertos el 29 de marzo para estudiar más a fondo este problema potencial.

Cualquier problema con la vacuna Oxford-AstraZeneca preocupará no solo a los europeos, sino también al mundo. Como cubrimos en el podcast del mes pasado, COVAX, una iniciativa global en la que confía mucho la vacuna AstraZeneca, tiene como objetivo "garantizar el acceso justo y equitativo" a las vacunas COVID-19 para todos en el mundo. De los 2.010 millones de dosis totales de vacunas para las que COVAX tiene acuerdos u opciones, las hasta 1.27 mil millones de dosis de la vacuna Oxford-AstraZeneca equivalen al 63,2% del suministro asegurado de COVAX. Cualquier impacto sufrido por la vacuna Oxford-AstraZeneca pondrá en peligro el compromiso de COVAX de distribuir vacunas al menos al 20% de la población de 92 países participantes de ingresos bajos y medios.

En los Estados Unidos, donde la vacuna Oxford-AstraZeneca aún no ha sido aprobada, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado el martes 23 de marzo pasado, que una Junta de Monitoreo de Datos y Seguridad estaba preocupada por los datos en un AstraZeneca comunicado de prensa que promocionó una eficacia de la vacuna del 79%. Esta cifra de eficacia es más alta que la eficacia del 62,1% para dos inyecciones estándar de dosis completa observadas en ensayos clínicos en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. La declaración del NIAID no mencionó la seguridad de la vacuna, pero sostuvo que la cifra de eficacia del 79% informada por AstraZeneca para su ensayo de fase III en Estados Unidos era prematura, ya que aún no se habían evaluado 33 casos potenciales de COVID-19 que podrían afectar negativamente la eficacia de la vacuna. Los medios de comunicación han descrito la declaración de diversas maneras como un "paso extraordinario", una "reprimenda sin precedentes" y "solo una de las muchas vergüenzas recientes". AstraZeneca publicó más tarde un nuevo comunicado de prensa el 25 de marzo afirmando una eficacia ligeramente revisada del 76% contra el desarrollo de COVID-19 sintomático, y una eficacia del 85% entre los mayores de 65 años, aunque el comunicado señaló que 14 casos posibles o probables de COVID-19 aún requieren evaluación. AstraZeneca reiteró que su vacuna era 100% efectiva para prevenir enfermedades graves y hospitalizaciones. AstraZeneca espera recibir una autorización de uso de emergencia de la FDA en algún momento después de mediados de abril.

Para concluir este resumen, tenga en cuenta que incluso después de recibir 2 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech o Moderna, o 1 dosis de la vacuna Johnson & Johnson, sigue siendo importante usar máscaras, mascarillas y distanciarse físicamente en público. Aún no está claro hasta qué punto las vacunas COVID-19 pueden prevenir la transmisión de enfermedades. Y por lo tanto, también es importante proteger a quienes te rodean y seguir tomando precauciones.

Este articulo fue publicado originalmente en inglés el 28 de marcha de 2021. Los resultados de la investigación en curso y la comprensión actual de COVID-19 están en constante evolución. Esta publicación contiene información que se actualizó por última vez el 28 de marcha de 2021.