Transcripción del podcast de febrero de 2021: COVAX y equidad en la distribución internacional de va

Escrito por Edward Chen

Traducido al español por Deivy Castellano

Después de empezar el mes con más de 440.000 muertes, Estados Unidos superó las 500.000 muertes por COVID-19 hace tres días el 23 de febrero de 2021. Con una población de aproximadamente 330 millones de personas, esto equivale a más de 15 muertes por cada 10.000 personas. Esto también es un poco más del 20% de las 2,49 millones de muertes en todo el mundo por COVID-19 registradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). A Estados Unidos le sigue Brasil, con algo más de 250.000 muertes, México e India.


Además de superar el medio millón de muertes, Estados Unidos también estableció un récord cercano de 5,498 muertes el 12 de febrero. Esta cifra está detrás de las 6,488 muertes del 15 de abril de 2020, cuando el coronavirus era relativamente nuevo en este país. En la última semana y media, la tasa de nuevas muertes ha disminuido un poco. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, más conocidos como los CDC (por sus siglas en inglés), predicen una disminución continua tanto de las muertes nuevas como de los casos nuevos, aunque la predicción también sitúa el número acumulado de muertes en 2 semanas, el 13 de marzo, en unas 530.000 muertes. .


Más positivamente, los casos han seguido una disminución generalmente constante desde mediados de enero. El 12 de febrero, el día con un récord cercano a 5.498 muertes, los Estados Unidos reportaron menos de 100,000 nuevos casos por día por primera vez desde principios de noviembre. En total, Estados Unidos ha tenido más de 28 millones de casos. India, una población con más de 1.200 millones de personas durante su censo más reciente en 2011, ocupa el segundo lugar con 12 millones de casos.


Los Estados Unidos pueden recibir ayuda de su esfuerzo de vacunación en curso con vacunas fabricadas por Pfizer-BioNTech y Moderna, 46 millones de personas en los Estados Unidos que componen casi el 14% de la población, han recibido al menos una sola dosis de vacuna COVID-19. Las dos vacunas que se usan en los Estados Unidos requieren 2 dosis, por lo que menos de la mitad de los vacunados se han vacunado por completo; 21,5 millones de personas, o el 6,5% de la población, están completamente vacunadas. Además, se han administrado más de 91,5 millones de dosis de vacunas. La diferencia entre el número de dosis de vacunas entregadas y administradas se debe en parte a las condiciones climáticas recientes que han provocado un retraso en los envíos de vacunas y una acumulación de dosis de vacunas.


Como lo demuestra el despliegue generalizado de vacunas en los Estados Unidos, los científicos han desarrollado vacunas seguras y efectivas que se han sometido a ensayos clínicos y han sido aprobadas en menos de un año, un logro notable. Para todos, la aprobación de las vacunas COVID es una buena noticia. Sin embargo, con este paso adelante, existe la preocupación de que no todos los países tendrán la capacidad de acceder a estas nuevas vacunas. Los países más pequeños o en desarrollo tienen menos poder de negociación con los fabricantes, mientras que los países más grandes o ricos, como Estados Unidos y el Reino Unido, ya están haciendo tratos por millones de dosis de vacunas que ya están distribuyendo.


Estados Unidos, con una población de 330 millones, ha comprado 300 millones de dosis cada una de Pfizer y Moderna para un total de 600 millones de dosis de vacuna que se entregarán en julio de 2021. El Reino Unido ha asegurado el acceso a 355 millones de dosis de vacuna, incluida una combinación de 140 millones de dosis de las vacunas Oxford-AstraZeneca y Pfizer-BioNTech, para su población de menos de 67 millones de personas. Este mes, el 10 de febrero, la Organización Mundial de la Salud señaló que "de los 128 millones de dosis de vacunas administradas hasta ahora, más de las tres cuartas partes de esas vacunas se encuentran en solo 10 países que representan el 60% del PIB mundial". Las estadísticas de la OMS también indicaron que 130 países, que representan 2.500 millones de personas, aún no habían comenzado los esfuerzos de vacunación.


Reconociendo que poner fin a la actual y devastadora pandemia requerirá una coordinación mundial, la OMS lanzó el Acelerador de Acceso a las Herramientas COVID-19 (ACT por sus siglas en inglés) en abril de 2020. El Acelerador de ACT, al que la OMS se refiere como un “marco de colaboración”, está compuesto por 10 organizaciones participantes. Las asociaciones tienen como objetivo implementar y aumentar la disponibilidad de diagnósticos, terapias y vacunas para el coronavirus, así como mejorar los sistemas de salud en todo el mundo, con un enfoque en COVID-19.


Como uno de los 4 pilares del ACT Accelerator, la OMS, la Coalición para las Innovaciones en la Preparación para Epidemias (en inglés Coalition for Epidemic Preparedness Innovations, CEPI) y la Alianza Global para las Vacunas y la Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés) se han unido para liderar COVAX, una iniciativa destinada a garantizar una "equidad y acceso equitativo” a las vacunas COVID-19 para todos en el mundo. COVAX tiene como objetivo ofrecer dosis al menos al 20% de la población en todos los países, "poner fin a la fase aguda de la pandemia" y, por lo tanto, reconstruir las economías. COVAX predice que las vacunas COVID-19 pueden ahorrarle a la economía $ 375 mil millones a nivel mundial cada mes.


Fundamentalmente, COVAX hace algo más que hablar. Bueno, las conversaciones y negociaciones son parte de lo que hace que COVAX sea prometedor. El 18 de diciembre de 2020, COVAX anunció acuerdos por casi 2 mil millones de dosis de vacunas candidatas, de las cuales al menos 1.3 mil millones de dosis se destinarían a 92 países de ingresos bajos y medianos. En ese momento, Pfizer y BioNTech acababan de recibir una autorización de uso de emergencia para su vacuna de la FDA, mientras que se esperaba ampliamente la aprobación de emergencia de Moderna. El anuncio de COVAX incluyó acuerdos y opciones para 1,97 mil millones de dosis de vacunas de Oxford-AstraZeneca, Johnson & Johnson, Novavax y Sanofi-GlaxoSmithKline.


O, incluyendo solo las vacunas que están más avanzadas, que son la vacuna de dos dosis de Oxford-AstraZeneca y la vacuna de una sola inyección de Johnson & Johnson, los acuerdos combinados suministran a COVAX un total de 1,77 mil millones de dosis. Johnson & Johnson solicitó una autorización de uso de emergencia en los EE. UU. El 4 de febrero. Mientras tanto, la vacuna de Oxford-AstraZeneca fue aprobada por el Reino Unido para uso temporal de emergencia el 30 de diciembre de 2020 y aprobada por la OMS, que agregó la vacuna a su listado de uso de emergencia, este mes el 15 de febrero. Entrar en la lista marcó un hito importante, ya que es un requisito antes de la distribución a través de COVAX. Posteriormente, COVAX firmó un acuerdo adicional por hasta 40 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech y anticipa la entrega de 150 millones de dosis de la vacuna Oxford-AstraZeneca en el primer trimestre de 2021. Hace 3 días, el 23 de febrero, COVAX inició su primera oleada de envíos de vacunas, con 600.000 dosis llegando a Accra, la capital de Ghana, un día después.


Debido a que el virus SARS-CoV-2, que causa COVID-19, muta continuamente, inevitablemente surgirán nuevas variantes. Estas variantes pueden potencialmente propagarse más rápidamente o causar más muertes, como se ve con la cepa B.1.1.7 común en el Reino Unido, y ha surgido evidencia de que algunas vacunas actuales existentes no son tan efectivas contra ciertas variantes del SARS-CoV-2. En particular, Sudáfrica dejó de administrar la vacuna Oxford-AstraZeneca debido a los datos preliminares sobre la variante B.1.351 prevalente allí. Los datos sugirieron que la vacuna Oxford-AstraZeneca no protegió contra el desarrollo de una enfermedad leve a moderada, aunque el tamaño de la muestra no fue lo suficientemente grande para estudiar COVID-19 en etapa grave, ingresos hospitalarios y muertes. Si bien empresas como Pfizer-BioNTech y Moderna continúan trabajando en vacunas de refuerzo que contrarresten mejor las variantes, sigue siendo importante asegurarse de que las vacunas COVID-19 estén disponibles para todos.


Recuerda: Nadie estará protegido hasta que todos estemos protegidos.

Este articulo fue publicado originalmente en inglés el 26 de febrero de 2021. Los resultados de la investigación en curso y la comprensión actual de COVID-19 están en constante evolución. Esta publicación contiene información que se actualizó por última vez el 26 de febrero de 2021.

Edward Chen is a master's student studying immunology. He's also the national president of Students vs. Pandemics. @EdwrdChen

Edward Chen es un estudiante de maestría que estudia inmunología. También es el presidente nacional de Students vs. Pandemics. @EdwrdCh